Índice…“NO SOMOS IGUALES”; SON PEORES.


+ El Gobierno de un solo hombre…

+ Las órdenes no se discuten; se cumplen…

+ Obediencia ciega; prohibido disentir…

+ Hoy se presume el cinismo y el descaro…

                        por Ruperto Portela Alvarado.

Ruperto Portela Alvarado es egresado de la Faculta de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

                EL CATACLISMO QUE SE NOS VIENE…

 Lo que se ve no se discute; estamos ante un nuevo gobierno de autoritarismo; más allá de la “Dictadura Perfecta” que percibió el escritor y Premio Nobel de literatura MARIO VARGAS LLOSA en los gobiernos de PRI, en aquellos tiempos de un tricolor omnipotente, omnipresente, soberbio y corrupto.

         “No somos iguales”, diría insistentemente el Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, quien niega su autoritarismo, intromisión en la autonomía de los Poderes Judicial y Legislativo; en las instituciones  como la Fiscalía General de la República (FGR) y la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) que se han convertido en el “brazo ejecutor” del gobierno de la 4T y el proyecto del “Jefe Supremo” de un nuevo régimen político mexicano.

         Claro que “No son Iguales”; son peores en los hechos y las omisiones; en las mentiras, las nuevas “mafias del poder” que se han enquistado en el gobierno de “Un Solo Hombre” que autoritario decide el destino desastroso del país, en los 22 meses del ejercicio de la administración pública federal. El que no lo quiera ver, es que están ciegos, porque los daños causados por la egolatría, ocurrencias, caprichos, venganzas del Presidente AMLO, están a la vista de todos, como la sumisión incomprendida de los integrantes y colaboradores del gabinete nacional.

         Hoy las órdenes vienen de Palacio Nacional; directamente del Presidente. Ya no se simula, se descara y presume cinismo. La filosofía política de que “la forma es fondo” dictada por don JESÚS REYES HEROLES, es letra muerta; quedaron en el olvido, en lo desfasado y obsoleto para un Mesías que confía demasiado en sus más de 30 millones de votos y feligresía que todavía lo sigue en sus falacias verbales y errores de gobierno. Se derrumbó lo poco que quedaba de la división de poderes.

         El Presidente es tajante; ordena, amenaza, influye e impone su criterio. Insisto, es el “Gobierno de una Sola Persona” que no escucha, no atiende ni entiende razones y según él, “no se equivoca”. Pero cumple sus objetivos y caprichos de acumulación de poder y de paso el manejo discrecional del dinero público federal.

         Eliminar los 109 fideicomisos y dejar en la vulnerabilidad a la mayoría de mexicanos, es un crimen como se hizo con las trabajadoras de las guarderías o la suspensión de obras majestuosas por mero capricho y venganza del Ejecutivo Federal. Actos de voluntarismo para arrodillar a quienes necesiten los apoyos a sus actividades, que ya tendrán que rogar al Presidente que les otorgue recursos que por derecho les pertenecen. Un atentado más al constitucionalismo y al derecho de los ciudadanos.

         No tener esa perspectiva dictatorial del Presidente AMLO es contribuir a la destrucción del país y fomentar un gobierno de corte centralista e imperial; policiaco y terrorista que persigue a todo aquel que no esté de acuerdo con sus caprichos y ocurrencias que constituye el proyecto erróneo de su “Cuarta Transformación” trasnochada.

         Destruir la estructura que por casi cien años se construyó del México post-revolucionario y moderno creado por el PRI y sostenido por el PAN, es un acto de venganza, de trauma que el “Jefe Supremo” no ha podido superar por sus dos derrotas electorales presidenciales y la estatal en su natal Tabasco.

         Desgraciadamente somos rehenes del partido en el poder Morena y la genuflexión de Senadores y Diputados del Congreso de la Unión que solo reciben órdenes y las acatan sin analizar e importar el impacto del daño que causan al patrimonio nacional, a las instituciones  y a los mexicanos. A casi dos años de gobierno de la 4T, los daños son escandalosos.

         Las prueba de la ambición por el dinero demostrada por el “Ejecutivo Federal” es que primero eran cinco, después doce y luego 52 los fideicomisos que se iban a extinguir; pero vino la orden presidencial y el número subió a 109 que los diputados y senadores acataron sin chistar e importar cuáles o de qué tamaño su importancia. Lo prioritario fue la acumulación de dinero; más de 68 mil millones de pesos en unos y otros 110 mil millones en el “Fideicomiso para Desastres en el Sistema de Salud”.

         Estamos hablando de una rebatinga, de manejo discrecional del dinero con tufo a corrupción que don ANDRÉS MANUEL y la 4T, no pueden esconder al igual  del uso de casi 150 mil millones de pesos del “Fondo de Estabilidad Económica” que “se gastaron en “no sé qué” en el 2019; los recortes presupuestales  del año pasado y este 2020 en salud, educación, cultura, deporte, investigación, empleo; la desaparición del Sistema Nacional de Guarderías y la red de distribución de medicinas sin crear otras estructuras eficientes que la reemplazaran.

         La sospechosa actitud que ha generado este gobierno de la “honestidad valiente”“el combate a la corrupción” y la “austeridad franciscana” es un sofisma y está confirmada cuando el 70% de la obra pública y compras del Gobierno Federal han sido otorgadas de manera directa, violando la Ley de Adquisiciones; el uso discrecional de dinero para la compra de boletos de la rifa del avión presidencial “que no fue rifado”, constituye un fraude descarado, como el reparto indiscriminado de presupuesto “que no se tiene” para promover programas sociales que no resuelven la precaria situación económica de los mexicanos, pero que resultan promoción personal y proselitismo político de Morena y la 4T, de forma descarada.

         La acumulación de errores, caprichos y ocurrencias del Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, han costado miles de millones de pesos a la Hacienda Federal, como los enfrentamientos con los empresarios, medios de comunicación, personajes de la vida pública, política, científica que han provocado una cruenta división, pleito y odio entre los mexicanos.

         Precisa entonces una pregunta obligada: ¿qué eso no es bastante para que los chairos, defensores oficiosos (de a gratis); aquellos que se desgastan las vestiduras por defender al Presidente AMLO; se pelean, insultan sin argumentos para que sean más analíticos y repudien esta forma de gobernar de alguien que se cree “El Mesías”, un iluminado y que tiene la verdad absoluta?.

         Veo que todo eso no es todavía suficiente; pero: ¿qué más hace falta para ver el rumbo equivocado y dictatorial, ineficiente y retardatario de un gobierno con un Presidente impositivo y caprichoso?. No lo sé; pero lo intuyo: un apretón de bolsillos, la falta de empleo; la deficiencia notoria en la calidad de educación, escasez de medicina; otros 64 mil asesinatos por la violencia; llegar a más de 100 mil muertos por el coronavirus; los varios cientos de feminicidio, entre otros males que ya nos alcanzaron…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.

POR FAVOR; COMENTA Y COMPARTE…

NO LE JUEGUES AL VALIENTE; CUÍDATE…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .